Conversando con un pelotudo

Aquí evidenciamos la discusión entre pelotudo 1 y pelotudo 2, respectivamente, antes de ir a una fiesta.

1 – ¿Qué miras pelotudo?

2 – Ehh, pero paraa. No nos digas eso. Esas palabras duelen, son como puñaladas en el corazón.

1 – Me alegro.

Pelotudo 1 se arregla las mangas de la camisa.

2 – Pero che, no seas así. Ponele onda que hoy en la fiesta la rompemos.

1 – La cara te voy a romper…

2 – ¿Podés parar un poco con la negatividad? ¿Qué nos puede pasar de malo?

1 – ¿A vos? Nada, a mí… de todo. O no te acordas de la última vez.

2 – ¿Cuándo todos tenían con quien bailar menos vos?

1 – Ah me había olvidado de esa, no no, la otra vez.

2 – ¿Cuándo vino la policía y dijeron que la fiesta la habías planificado vos?

1 – Sí, ¿entendés por qué no quiero ir? Porque siempre encuentran la manera de cagarme la vida.

Pelotudo 1 se peina para atrás con innecesaria fuerza y con mucho gel.

2 – Me parece que le estás buscando el pelo al huevo. Aparte, no van a ir los mismos de esa fiesta, bah, según nos dijeron ¿no?

1 – ¿No van a ir? No, no. Igual, no. Son todos una manga de garcas.

2 – Pero daaale… por ahí va Camila también.

1 – ¿Camila? ¿Va?

2 – ¡Sí! Sabelo que hoy es nuestro día, hoy es nuestra.

1 – ¿Decís? No, no. Mejor cancelemos todo. Total, la última vez me pidió que le fuera a buscar algo para tomar y cuando volví ya estaba con otro tipo.

2 – Estaba oscuro, de seguro se confundió pensando que éramos nosotros.

1 – No, lo más probable es que me pidió las bebidas para sacarme de encima. Como todos. Aparte estaban todas las luces prendidas en ese momento…

2 – Pero naadie te quiere sacar de encima, juuusto se dio que bueno, ella vio mal. La gente se confunde. Pero hoy es el día, lo siento en el corazón.

1 – ¿El que siempre nos rompen?

2 – El mismo. Pero siempre lo arreglamos, o ¿no?

1 -… Me estas vendiendo un humo vos…

2 – Haceme caso ¿Querés?

1 – Siempre te hago caso… Y siempre termina todo igual.

2 – Porque no hacés lo que yo te digo que hagas. Todo va a salir de once, sabelo. Hoy, es nuestro día.

1 – Suspira – Bueno… pero ésta es la última vez que te hago caso.

El hombre se encuentra solo en un cuarto y se termina de acomodar el cuello de la camisa. Se mira fijamente en el espejo.

2 – Prometido.

Se retira del cuarto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s