Reseña: La vida secreta de un zombie

Les voy a ser sincero. No soy la persona ideal para hablar sobre zombies o películas de terror, es más, ni siquiera de juegos. Soy de esos que presienten las escenas de miedo y actúa en consecuencia, me tapo los ojos, nublo la vista, paro la película y miro fotos de cachorros. Sin embargo, tomé una decisión. Así como los personajes toman la decisión de ir hacia el ruido que escuchan en medio de la noche, preguntando si hay alguien allí. Decidí ir hacia el ruido, y allí me encontré con Maggie.

Estrictamente hablando, Maggie cataloga como una película dramática, más que de terror. Debe de tener como mucho 3 escenas que uno dice: …Dios y la virgen… Además, tan solo aparecen 3 (como mucho) zombies en toda la película. El resto, nos arrastra a la vida secreta, aquella a la que nadie mira, a la que nadie le importa: la vida del infectado.

La historia comienza con una llamada de Maggie (Abigail Breslin) a su padre, Wade (Arnold Schwarzenegger) quien la está buscando hace dos semanas. Ella se encuentra en el hospital y fue mordida. Su padre toma la decisión de llevársela a casa, hasta que el tiempo de llevarla a cuarentana se cumpla. De aquí en más, empieza la película.

Las actuaciones son buenas, especialmente la de Abigail Breslin, pero no podemos obviar al eternamente musculoso y machopechopeludo de Arnold. No es común verlo en una película donde su único acto violento es cortar troncos con un hacha. Uno podrá pensar que se encuentra fuera de su hábitat y que será raro verlo cabizbajo y meditabundo. Y es verdad, es raro, pero a la vez, increíblemente satisfactorio. Arnold logra transmitirnos, fehacientemente, los sentimientos de un padre que sabe que a su hija no le quedan más que dos semanas de vida.

Y como puse en el titulo, ésta película no nos muestra la vida de aquellos que son  atacados por las hordas hambrientas de zombies, si no de aquellos que ya fueron mordidos y esperan agonizantes a que el virus los controle por completo y sus personalidades desaparezcan detrás de la carne putrefacta que será su cuerpo. Y por más que intenten pensar en otra cosa, la sociedad se encarga de recordárselos. Ellos son peligrosos.

En fin, creo que Maggie es una buena película dramática, con buenas actuaciones y con escenas de suspenso bien logradas. John Scott III (el guionista) logró armar la historia de tal manera que ni siquiera nos importa cómo sucedió el brote del virus ni cuáles son los planes para la cura (que dicho sea de paso aun no encontraron) si no que nos mete de lleno en la vida de Maggie y su, próxima a acabarse, visión del mundo.

Por lo que si estas buscando una película de zombies come carne, escenas que te hagan saltar de la silla y sangre, mucha sangre, ésta película no es para vos.

Puntaje: 7.5  JUANES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s