Desvarios de un dolor de panza

Hoy vengo con algo diferente. Hasta ahora escribía cosas, cuentos, intentos de relatos, cosas otra vez, siempre en el Word. Después, mecánicamente, lo copiaba y pegaba en ésta página. Hoy me siento diferente. Tanto física como mental. ¿Será por que estoy en épocas de rendir parciales? Nah, no creo. Y sin embargo, mientras escribo estas palabras, me duele la panza. Que cosa ¿no? Siempre que escribo en el Word y lo pego acá, no me siento mal. Hoy, que lo hago directamente en esta página, me duele la panza. Si, soy repetitivo, si, me chupa un huevo lo que pienses. Hace rato me di cuenta que nadie lee esta página y, los que entran, ojean las imágenes y siguen de largo. Al principio me molestaba, o sea, muchachos… estas cosas, cuentos, relatos, cosas otra vez, son como mis hijos. Cualquier padre – y sí, hasta los violentos – quieren a sus hijos y desean con todo su corazón que sean vistos. Y ¿Qué padre no quiere ser el progenitor de un hijo famoso? Díganme conchudo, tírenme basura y abucheen hasta que se les rompa la garganta. No me importa. Mentira, si me importa, no sé que me hago. No, no. No soy bipolar. No confundan este texto con el testamento de un loco, yo no estoy loco, nada más pienso diferente a vos. Si, a vos… Ya ni se que era lo primero que quería escribir acá. Estoy sentado en la silla frente a mi computadora, con las manos congeladas, y no se me ocurre que escribir. O sea, si, esto lo estoy escribiendo, pero me refiero a escribir algo con sentido emotivo, algo que, que, ¿viste cuando terminas de ver una película que es ¡WHOOSH!? y vos te quedas como… ¿Qué estoy haciendo con mi vida? Bueno, algo así me gustaría escribir. Pero mientras pasa el tiempo y con cada día que estudio en el Instituto – si, si, yo estudio – me doy cuenta que no es necesario escribir algo sentimental y poético para que que tu cabeza haga ¡WHOOSH!… ahhh… llegué a un momento donde no tengo ni idea de que estoy haciendo, pero bueno, al menos tengo un monólogo escrito y el dolor de panza ya se me fue… se que nadie lee este blog, pero ya no me molesta y si, soy repetitivo, pero creo que es algo bueno el saberlo. Creo que es bueno saber que uno no escribe o pinta o hace música o lo que sea artístico que hagas, para que la gente te reconozco por ello… creo que uno hace arte para el arte, yo me tengo que romper el culo escribiendo la mejor obra de mi vida, pero no para mí, sino para ella, para el arte. Para tenerla siempre ahí arriba.

¿Viste cuando miras lo que escribiste y decís “¿Qué carajo te fumaste?”? Bueno, no lo siento.

Anuncios

3 comentarios en “Desvarios de un dolor de panza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s